technique

Títeres de Pies

País

Títeres de manipulación equiplana. Este tipo de técnica se practica en África, sobre todo en Costa de Marfil: “Él (el viejo hechicero) se coloca un cordel en los dedos gordos de los pies; este cordel atraviesa los cuerpos de los dos títeres, que representan a un hombre y una mujer. Sentado en el suelo, aleja un pie del otro para tensar el cordel; después, cuando mueve los dedos, sacude el cordel de forma que los títeres se acercan o se alejan uno del otro hasta el choque final”. (Maurice Delafosse, Les Frontières de la Côte-d’Ivoire (Las fronteras de Costa de Marfil), 1908). Estos títeres se utilizan a menudo con fines adivinatorios, como es el caso de los Lobi de Burkina Faso. Son de madera tallada, prolongados en su base con una anilla circular que hace que basculen durante la ‘manipulación’, limitada por un dibujo en el suelo. Un único cordel atraviesa el tronco y un aro en cada extremidad se une a los dedos gordos del pie del adivino. El hombre se llama Sié y la mujer, Yeli. La posición de los títeres, combinada con la posición de los cauris (conchas) tirados en el suelo, induce las predicciones precedidas de invocaciones. Olenka Darkowska-Nidzgorski realizó un inventario de otros títeres de este tipo: los tuma diyondo, títeres de madera de platanero; las Bakwa-Luntu de la República Democrática del Congo, con el tronco-cabeza esculpido, con las piernas articuladas, que se manipulan con un cordel que pasa por dos ganchos de metal o, en la ciudad de Gisenyi, los títeres de los Hutu de Ruanda hechos de madera pirograbada, con un hilo en bucle. En este caso, la pareja está unida por los brazos, que están articulados sobre un eje de alambre, mientras que las piernas están montadas sobre un eje y se mueven con total libertad. También se pueden mencionar los Lega de Zaire, en Goma; los bwanamandjanga, títeres de los Ngbaka del ex-Zaire, esculpidos en una sola pieza de madera y con un contrapeso unido a un pie de cada uno de ellos; los mikosh, títeres planos de Sonde, hechos de tuétano de Bambú, con su cabeza-tronco, los brazos de la pareja articulados por los hombros, las piernas sobre un eje, que se mueven con total libertad, y con el falo articulado; y, finalmente, los títeres abarambo, formados por dos trozos de madera, cuatro bolitas de arcilla y dos plumas.

Chantal Lombard evoca la actuación de los “bailarines de twist” en Costa de Marfil, donde los títeres de tuétano de palmera-rafia miden de 15 a 20 centímetros de alto. El torso y la cabeza, cuya cara está esculpida, están compuestos por un solo elemento: dos bastoncillos, plegados en dos, están sujetos a los hombros y a las caderas; las piernas están unidas a las caderas por un eje y se mueven con total libertad. Estos títeres están sexuados: uno de ellas tiene un agujero en el vientre y el otro, un largo falo horizontal. Los títeres, uno frente al otro, están posicionados sobre un hilo en bucle que el titiritero, sentado en el suelo, tensa entre sus dedos gordos. La habilidad del titiritero consiste en acercarlos. Tensa más o menos el cordel golpeándose los muslos. Los sobresaltos de la pareja llevan el sexo de uno dentro del otro para gran alegría de los jóvenes. Estos títeres lúdicos existían hace tiempo en Camerún, en la República Democrática del Congo y en Congo-Brazzaville (véase Rituales). A pesar de que no forman parte de la categoría de títeres para pies, el hecho de equipar a los títeres con hilos horizontales para manejarlos fue ya ilustrado en el manuscrito de Herrade de Landsberg, Hortus deliciarum, que data de finales del siglo xii, con la diferencia de que el manejo de los dos títeres se hacía sobre una mesa. Es el mismo principio que permite mover, a ras del suelo, los títeres bailarines. También hay que mencionar el teatro de títeres ibibio de Nigeria. Está compuesto por un teatrino en el que la actuación akan se maneja “en el suelo de escena” con un solo títere. Cinco metros por encima se desarrolla la actuación ekpo akpara entre dos títeres atravesados por un hilo horizontal suspendido entre dos varas.

Bibliografía

  • Darkowska-Nidzgorski, Olenka. Marionnettes en territoire africain. Exhibition catalogue. Charleville-Mézières: Éditions de l’Institut international de la marionnette, 1991.
  • Delafosse, Maurice. Les Frontières de la Côte d’Ivoire, de la Côte-d’Or et du Soudan. Paris: Masson & Cie, 1908.
  • Lombard, Chantal. “Les Marionnettes aux pieds du Pays Godie (Côte d’Ivoire)”. Unima-France. No. 63, 1979, pp. 20-21.
  • Unima-Informations. Special issues. Théâtre populaire de marionnettes en Afrique noire.Paris, 1976, Nos. 61-61; L’Afrique noire en marionnettes, 1988.