personnage
Galería
Pun<em>c</em>h, Judy y Baby, en <em>Pun<em>c</em>h and Judy</em> (1979, 1990) por Storybox Theatre (Bristol, Reino Unido), puesta en es<em>c</em>ena: Tanya Landman, <em>c</em>on<em>c</em>ep<em>c</em>ión y fabri<em>c</em>a<em>c</em>ión de títeres: Rod Burnett, titiritero: Rod Burnett. Títeres de guante, altura: 50 <em>c</em>m. Foto: Rod Burnett

Punch y Judy

País

Reino Unido

El personaje de Punch fue introducido en Inglaterra por un titiritero italiano, Pietro Gimonde, de Bolonia (hacia 1662). Su nombre procede claramente del Pulcinella de la commedia dell’arte y enseguida se anglicanizó como Punch. Como títere de vara a la cabeza, apareció en innumerables espectáculos a lo largo del siglo XVIII (véase Gran Bretaña). La antigua tradición inglesa de títeres de guante no se abandonó por completo ya que éstos aún se utilizaban, parece ser que a menudo, para atraer espectadores a los espectáculos de títeres de las ferias. Hacia finales del siglo XVIII, Punch empezó a aparecer como títere de guante en las calles de Londres. Los primeros registros que atestiguan estas apariciones datan de 1785.

El espectáculo callejero

No está del todo claro si Punch fue un resultado de la evolución de los espectáculos de títeres que ya existían o si fue una importación nueva de Italia. Probablemente ambas versiones tienen parte de verdad. Los espectáculos con títeres de guante conservaban muchos rasgos de las obras inglesas de títeres: a Punch le acompañaba Joan, su gruñona esposa inglesa, a la que pegaba con frecuencia; y el Diablo se lo llevaba al final del espectáculo, aunque a finales del siglo XVIII comenzó a conquistar incluso al Diablo. Por otra parte, el nuevo espectáculo de títeres de guante introdujo un perro llamado Toby, que había sido una característica de los espectáculos de títeres de guante de Pulcinella italianos y (parece que con el mismo origen) Punch era condenado a la horca, pero ahora convencía al verdugo para que le enseñase cómo funcionaba y para que pusiese su propia cabeza en la soga, momento en el que Punch rápidamente lo ahorcaba. Por alguna razón desconocida, Joan cambió su nombre por Judy antes de 1818; y tenía un bebé, al que Punch tiraba por la ventana.

Un nuevo personaje, el Payaso, creado por el famoso Joseph Grimaldi para los espectáculos de arlequinada inglesa, se añadió al reparto junto al Doctor, al Sacristán o al Policía, al Dueño del perro y a tantos otros personajes como al artista le pareciese oportuno. La obra aún consiste en una serie de diálogos entre Punch y alguno de los otros personajes, de los que se deshace rápidamente por medio de su bastón, con la excepción del Payaso. Cualquier diálogo es complementario a la acción, pero Punch habla siempre a través de un pito o swazzle, ingrediente especial en los espectáculos de títeres desde al menos el siglo XVII.

En 1828 se publicó un texto del espectáculo, ilustrado por George Cruikshank, y basado principalmente en la representación de un showman italiano llamado Giovanni (anglicanizado como George) Piccini (1745-1835), que había llegado a Londres en 1779. Esto tendió a establecer un formato básico para la representación que se convirtió en una característica popular de las calles inglesas. A diferencia de otros países europeos, no ha habido nunca más de una obra de Punch para el popular espectáculo de títeres de guante, pero ésta se ha sometido a un sinfín de variaciones. Un elemento esencial era el ‘socio’ o ‘embotellador’, que recogía dinero de los espectadores, tocaba la gaita y el tambor y a veces entablaba diálogos con Punch.

Del ferrocarril al automóvil

La expansión del ferrocarril en 1840 llevó al desarrollo de nuevos centros de representación de Punch, especialmente en la costa. Pero también se encontraban versiones de la obra en pantomimas, en el music hall, en fiestas privadas y en casi cualquier gran acontecimiento público. Quizá el mayor de estos se dio el 22 de junio de 1889, en el Hyde Park de Londres, donde se celebró el Jubileo de la Reina Victoria con 25 representaciones.

Durante este periodo se unieron al espectáculo los nombres de distintas familias. La familia Smith en particular extendía sus ramas a diversos lugares; los Bailey en Buxton y Harrogate; también los Jesson, los Magg, los Green y los Codman actuaban en Liverpool y Llandudno. Samuel Bridges y otros hacían giras por todo el país al estilo de ‘Codlin and Short’ (personajes de Old Curiosity Shop, La tienda de antigüedades, de Dickens), mientras que intérpretes como Alfred Le Mare y Douglas Alexander combinaban la actuación con la fabricación de utillaje y la gestión de una tienda.

En el siglo XX la llegada del automóvil hizo que las representaciones callejeras fuesen más complicadas. Aunque algunos comediantes como George Pegram y Joe Beeby intentaron mantener la tradición callejera, el grueso de su público estaba en la costa. En 1939 el periodista Gerald Morice hizo un estudio para el periódico especializado The World’s Fair (La feria del mundo) en el que identificó a 44 intérpretes de Punch en campamentos de verano junto a centros turísticos costeros. A finales del siglo XX tan sólo quedaban doce.

No obstante, el espectáculo nunca ha perdido su popularidad. Tras la publicación del primer guión en 1828, aparecieron todo tipo de libros y recuerdos. El desarrollo de nuevos medios ha proporcionado nuevas oportunidades. El espectáculo de Henry Bailey fue filmado en 1901 (Mitchell and Kenyon 608), la primera actuación de Punch en la radio fue el 8 de mayo de 1923, interpretada por James Portland; y Fred Tickner hizo la primera actuación para la televisión el 9 de octubre de 1937.

El tercer centenario

Las celebraciones que conmemoraban los 300 años de Punch en Inglaterra tuvieron lugar el 26 de mayo de 1962, con un oficio religioso y espectáculos públicos en Covent Garden. Tal acontecimiento, organizado por la Society for Theatre Research (Sociedad para la Investigación Teatral) y el British Puppet and Model Theatre Guild (Asociación británica de teatro de títeres y en miniatura), fue quizás la mayor reunión de intérpretes de Punch desde el jubileo de la Reina Victoria y tan sólo fue superado por las celebraciones del 325 aniversario en 1987, organizadas por Glyn Edwards y Maggie Pinhorn.

En Gran Bretaña Percy Press I actuó en varias películas, así como George Prentice en Estados Unidos, representando a Punch en vodevil. El largometraje The Punch and Judy Man (El hombre de Punch y Judy) protagonizado por Tony Hancock, fue rodado en 1962. Documentales como Success Story (Una historia de éxito, BBC, 1975), Punch and Judy (Punch y Judy, Consejo de las Artes, 1982) y As Pleased as Punch (Más contento que unas pascuas, Central TV, 1987) exploraron la historia y el atractivo del espectáculo. Desde el siglo XVIII ha habido diferentes puestas en escena con Punch interpretado por actores, bailarines y cantantes de ópera. También ha aparecido en numerosas ocasiones en la literatura.

Oscar Oswald intentó por vez primera formar una sociedad de intérpretes de Punch en 1955. Su ‘Association of Punch Workers’ (Asociación de trabajadores de Punch) desapareció con su muerte en 1976, pero en 1980, Percy Press II fundó la  Punch and Judy Fellowship, seguida en 1985 por el inicio del Punch and Judy College (Facultad de Punch y Judy) de los ‘profesores’ Glyn Edwards y John Styles. En 2012, ambas organizaciones permanecían activas.

En 1975 el Covent Garden perdió su mercado y para ayudar a la regeneración de la zona, la asociación ‘Alternative Arts’ (Artes Alternativas), liderada por Maggie Pinhorn, organizó un festival en el vecindario en colaboración con el Reverendo John Arrowsmith (pastor de la Iglesia St Paul). Este fue el primer ‘May Fayre’ Feria de mayo que tuvo lugar en 1976 en las proximidades de St Paul para ‘celebrar el arte del manejo de títeres cerca del lugar donde Samuel Pepys asistió por primera vez a una representación de Punch en 1662′. El  May Fayre de Covent Garden se ha convertido en un gran acontecimiento en el calendario de Punch y Judy. La Asociación y la Facultad también organizan otros festivales dedicados a Punch a lo largo del país.

Punch y Judy en la actualidad

De las familias relacionadas con el espectáculo en la época victoriana, los Green, Jesson, Smith y Carcass permanecieron en activo hasta el siglo XX, mientras que los Codman y los Magg siguieron representando el espectáculo hasta los primeros años del siglo XXI. Durante el siglo XX muchos otros comediantes cobraron importancia, siendo el más famoso Percy Press I. Entre los intérpretes de Punch, que también representaron otros personajes, los más conocidos son Fred Tickner, Wal Kent, Quisto (Edwin Simms) y Bryan Clarke siendo Clarke el más prolífico y aún en activo en 2012.

Los escritos de George Speaight, Gerald Morice, Robert Leach y Michael Byrom han contribuido significativamente a aumentar nuestro conocimiento del espectáculo, y Sydney de Hempsey, Edwin Hooper y Glyn Edwards han publicado libros técnicos con guiones (la ‘Supreme Magic Company’ de Hooper vendía guiones y títeres por todo el mundo). Roselia (Thomas Rose) y George Blake han influenciado el estilo y la construcción de los teatrillos de Punch. Hay muchos otros nombres importantes que siguen trabajando en la actualidad, entre ellos John Styles MBE, Glyn Edwards, Rod Burnett y Martin Bridle.

El humilde espectáculo callejero, en el que todo lo que no atrajese la atención del público debía ser eliminado o de lo contrario el comediante moriría de hambre, ha encontrado una valiosa y duradera fórmula: una actuación en vivo en la que se fomenta la participación activa del público. La llegada de la ‘corrección política’ ha llevado a algunos comediantes a modificar el espectáculo, reduciendo las bufonadas y eliminando la escena del ahorcamiento. Sin embargo, otros intérpretes se han opuesto a ello, ya que consideran que estas modificaciones afectan a la tradición.

El espectáculo de Punch y Judy sigue siendo una característica popular en las fiestas al aire libre, festivales y fiestas infantiles. En la actualidad más de cien profesores, hombres y mujeres, representan este espectáculo regularmente. Su futuro está, literalmente, en sus manos, siempre que tengan el ingenio, la habilidad y la tenacidad que Punch requiere.

Bibliografía

  • Bohrer, Thomas M. Punch and Judy. A Bibliography. New York: Bohrer, 1984.
  • Byrom, Michael. Punch and Judy, Its Origin and Evolution. London: Perpetua Press, 1978.
  • Byrom, Michael. Punch in the Italian Puppet Theatre. London: Centaur Press, 1983.
  • Collier, John Payne. Punch and Judy. London: Prowett, 1828; rpt., 2002.
  • Cruikshank, George. Punch’s Real History: accompanied by the Tragical Comedy or Comical Tragedy of Punch and Judy. The Explanation of the Puppet-Show, and Account of Its Origin. London: S. Prowett, 1828; Thomas Tegg, 1844.
  • De Hempsey, Sydney. How to do Punch and Judy. Chicago: Magic Inc., 1976.
  • Duchartre, Pierre-Louis. La Commedia dell’arte et ses enfants. Paris: Librairie théâtrale, 1955, pp. 194-210.
  • Edwards, Glyn. Successful Punch and Judy. A Handbook on the Skills and Traditions of Performing with the UK’s National Puppet. Bicester: DaSilva Puppet Books, 2000.
  • Felix, Geoff. Conversations with Punch. Wembley: Felix, 1994.
  • Hooper, Edwin. Hallo Mr Punch. Wembley: Felix, 1993.
  • Leach, Robert. “The Swatchel Omi: Punch and Judy and the Oral Tradition”. New Theatre Quarterly. Vol. IX, No. 36, 1980.
  • Leach, Robert. The Punch and Judy Show. History,