personne
Galería
Michael Meschke, titiritero sueco de origen alemán, actor, director, escritor y profesor de arte, fundador, en 1958, del Marionetteatern de Estocolmo

Michael Meschke

Ver artículos de este/a colaborador/a

País

Suecia

Nombre

Michael

Apellidos

Meschke

Nacimiento

Danzig, Alemania (1931)

Titiritero sueco de origen alemán, fundador del  Marionetteatern de Estocolmo, actor, director, escritor y profesor de arte. Nacido en Gdańsk (Danzig), Michael Meschke emigró a Suecia cuando era niño junto a sus padres, en 1939, y allí, ingresó en la escuela Wiggbyholm, conocida por su programa liberal y radical. Cuando era aún un estudiante, fabricó títeres de arcilla y representó la obra medieval La Farsa de Maître Pathelin. Tras graduarse a comienzos de la década de 1950, estudió el arte del títere con Harro Siegel, en Brunswick, Alemania (1951-1953), y después, estudió mimo junto a Etienne Decroux en París.

De vuelta en Estocolmo, Michael Meschke trabajó como solista durante un par de años. Entre sus producciones se encuentra Histoire du soldat (Historia de un soldado), compuesto por Stravinsky, con libreto de C.F. Ramuz. Influenciado por dos maestros del mimo, Jean-Louis Barrault y Marcel Marceau, creó y representó con dos títeres, Baptiste y Benjamin, uno triste, y el otro alegre, reflejos de las mascaras de la tragedia y la comedia, símbolos clásicos del teatro.

El personaje de Benjamin siguió siendo, durante varios años, el presentador del público infantil en el Marionetteatern, fundado por Meschke en 1958 con el apoyo del consejo municipal de Estocolmo, que se convirtió oficialmente en el primer teatro de títeres permanente de Suecia, actuando para niños y para todos los públicos. Meschke siguió siendo el director del teatro hasta 1998, y siempre fue un defensor del arte del títere como parte de la vida teatral en general.

Michael Meshke dirigió la mayoría de los espectáculos del Marionetteatern, y trajo nuevos valores al arte del títere a través del uso de diferentes tipos de títeres y otras formas escénicas (actores enmascarados, por ejemplo, en Ubu Roi), mezclándolos en producciones que tendían a la situación del teatro en general. A Michael Meschke también le inspiraron las tradiciones del teatro de títeres asiático. Durante su larga carrera ha colaborado con compositores como Maurice Jarre, Krzysztof Penderecki, György Ligeti y artistas tales como Franciszka Themerson y Enrico Baj.

Los logros de Meschke generaron sensibilidad por los valores de otras culturas, a veces asiáticas, como en el uso del estilo Bunraku en Antígona o kuruma ningyo en Don Quijote. La mayoría de las producciones del Maronetteatern estaban dirigidas a niños; entre los más memorables se encuentran Winnie the Pooh and y El principito, ambos con conceptos estéticos teatrales bien desarrollados, reflejando una ideología posterior a la guerra y antiautoritaria correspondiendo con nuevos ideales pedagógicos para los niños.

Entre las producciones más importantes de Meschke se encuentran: Los cuentos de Hoffman (1959) de E.T.A. Hoffman y Offenbach, El príncipe de Homburg (1962) de Heinrich von Kleist, El alma buena de Szechwan (1963) de Bertolt Brecht, Ubu Roi (1964) de Alfred Jarry, La divina comedia (1970) de Dante, Esplendor y muerte de Joaquin Murrieta (1973) de Pablo Neruda, Antígona (1977) de Sófocles, Don Quijote (1988) de Cervantes, El apocalipsis (1998) escrita por él mismo, fue su última producción para el Marionetteatern. Entre sus producciones para niños se encuentran: El principito (1973) de Saint-Exupéry, Winnie the Pooh, La odisea (ambas en 1985), y Cristóbal Colón (1991).

Como artista, Michael Meschke se adentró en los problemas humanos, y algunas de las producciones que dirigió eran también reacciones a acontecimientos políticos reales, como La muerte de Danton de Georg Buchner (1971) o Esplendor y muerte de Joaquin Murrieta de Pablo Neruda (1973).

Michael Meschke se retiró del Marionetteatern en 1998, pero continuó siendo el responsable del Marionettmuseet (Museo del teatro de títeres internacional) de Estocolmo, el cual había creado en 1973. La colección del museo se integró en el Museo de teatro sueco nacional en 2010.

Ha enseñado en el Institut International de la Marionnette de Charleville-Mézières, en numerosas universidades, y ha establecido escuelas de títeres. En la década de 1990, Meschke instauró el departamento de títeres de la Escuela Turku de arte y comunicación en Finlandia, y entre 1999 y 2002 dirigió el programa de formación del arte del títere en el Instituto de Drama de Estocolmo (actualmente Universidad de Arte Dramático de Estocolmo). Como resultado de su anterior experiencia como profesor, escribió, en colaboración con la crítica de teatro Margareta Sörenson, En busca de la estética para el teatro de títeres, publicado en español (1988), en sueco (1989), y en inglés (1992). Grenzüberschreitungen, publicado en 1996, fue un hibrido entre estética y biografía, escrita en alemán. En 2002, su autobiografía, El titiritero, fue publicado en el Marionettisten sueco.

Comprometido con los principios de la Unima, Michael Meshke animó a titiriteros de “países en desarrollo” a que crearan sus propios centros Unima nacionales.