organisation

Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA)

Union Internationale de la Marionnette (UNIMA)

País

Francia

Asociación creada en Praga en 1929; inicialmente se dio a conocer con el nombre de Unión Internacional de Marionetistas, con el objetivo de promover el arte del títere; adoptó su nombre actual en 1969. La Unión Internacional de la Marioneta es una organización no gubernamental (ONG) cuyas funciones se desarrollan en colaboración con la Unesco desde 1960. En 2005 contaba con sesenta y ocho centros nacionales en el mundo y su sede se encuentra en Charleville-Mézières (Francia). En 2012 está presente en 80 centros nacionales, más cinco países en los que cuenta con un representante. Esta asociación internacional tiene una larga historia y fue precedida a principios del siglo xx por distintas organizaciones de titiriteros, aficionados y profesionales, en particular en Checoslovaquia.

La fundación de la UNIMA

La idea de crear una organización internacional, la primera asociación del ámbito teatral, avanzó rápidamente y la apoyaron los titiriteros más prestigiosos de la época. El 25 de mayo de 1929 en Praga, en la pequeña sala del Teatro Rise Loutek (Reino de los títeres), tuvo lugar el congreso fundador de la Unión internacional de marionetistas, propuesto por el periodista y autor francés Paul Jeanne, que acogió a participantes de once países diferentes. A Justin Godart, antiguo senador, se le nombró presidente de honor, a Jindřich Veselý, Presidente y a Karel Slanski, secretario general. La sede se estableció en Praga, el Instituto Masaryk proporcionó los locales y el apoyo logístico, y las lenguas de trabajo fueron el checo, el alemán y el francés. Hubo otros tres congresos y una última aparición del teatro de títeres en la Exposición universal de París de 1937, antes de que comenzara la Segunda Guerra mundial. Se definió de entrada uno de los principios fundacionales: al rechazar la idea de corporación, la organización debía estar abierta no sólo a los titiriteros, sino a todo aquel que se interesara activamente por el títere. Desde sus orígenes, la mitad de los fundadores procedían, de hecho, de otras profesiones.

Renacimiento tras las Segunda Guerra mundial

Los artistas retomaron su actividad tras la guerra en un contexto político totalmente nuevo. En Europa oriental, durante la reorganización del sector cultural de los regímenes socialistas (creación de teatro fijos y compañías permanentes, provistas de medios técnicos y financieros adecuados), se le dio importancia al teatro de títeres, mientras que en las democracias occidentales, se desarrolló la iniciativa privada e individual. UNIMA consideraba necesario reactivar las iniciativas internacionales y renovar los contactos entre el Este y el Oeste. En marzo de 1957, tuvo lugar en Braunschweig, con la ayuda del municipio, la primera Semana del títere europeo, bajo la iniciativa de Harro Siegel. Jan Malik, secretario general de la UNIMA desde el último congreso de preguerra (Liubliana, 1933), participó y convocó el quinto congreso. Con el apoyo de los titiriteros checos, entre ellos Eric Kolár, esta llamada obtuvo una gran acogida, no solo entre los antiguos miembros fundadores, sino también entre los titiriteros del mundo entero, ya que participaron en él artistas de diecisiete países entre los que se encontraban Estados Unidos, India, Indonesia, Mongolia, Corea del Norte y Vietnam. Así, el quinto congreso de la UNIMA comenzó en Praga en diciembre de 1957. En el primer “Presidium de trabajo”, elegido a mano alzada, se encontraban Meher Rustom Contractor (India), Ch. Genthe (República Democrática Alemana), Joszef Molnar (Hungría), Jan Malík (secretario general, Checoslovaquia), Margareta Niculescu (Rumanía), Milka Natcheva (Bulgaria), Hans Richard Purschke (República Federal Alemana), Jože Pengov (Yugoslavia), Henryk Ryl (Polonia), Lenora Chpet (URSS), Jean-Loup Temporal (Francia). Max Jacob (RFA) fue elegido presidente (función que ejerció hasta 1968), Jan Malík fue reelegido secretario general (hasta 1972, año en el que se le nombró presidente de honor) mientras que Sergei Obraztsov y Vittorio Podrecca, ocuparon las dos vicepresidencias. Artistas jóvenes, elegidos para puestos de responsabilidad, aportaron un dinamismo particular, nuevas ideas y métodos de trabajo, y así, la organización evolucionó.
Gracias a la propuesta de Margareta Niculescu, el sexto congreso tuvo lugar cinco meses más tarde, en mayo de 1958 en Bucarest, en el marco del primer Festival internacional de teatros de títeres, organizado por el ministerio de Cultura y la UNIMA-Rumanía. Con el objetivo de respetar el equilibrio político y disipar cierta desconfianza producida en el contexto de la Guerra fría, se sometieron tres listas a voto (países del Este, del Oeste y neutros). Se eligió un nuevo Presidium y la sede se mantuvo en Praga. Durante dos semanas, veintinueve artistas solistas y compañías profesionales presentaron sus espectáculos en salas provistas para ello. Participaron en las manifestaciones alrededor de ochocientos titiriteros, periodistas, poetas, músicos y artistas de todo tipo, venidos de treinta y un países de Europa, América del Norte y del Sur, y de Asia. El hecho de relacionar el congreso con un festival, exposiciones y conferencias, fue de gran utilidad para los talleres de formación que se añadieron más tarde.
Los congresos sucesivos – Bochum-Braunschweig (1960), Varsovia (bajo la iniciativa de Henryk Jurkowski, 1962), Múnich (propuesto por Ludwig Kraft, 1966), aportaron su granito de arena, la experiencia adquirida suponía una evolución constante. La publicación en 1965 (Henschel Verlag, Leipzig), bajo la dirección editorial de Margareta Niculescu, de Marionnettes du monde entier (Títeres del mundo entero), abrió la primera etapa en la actividad editorial de la UNIMA.

El desarrollo en los años 1970 y 1980

Tras el undécimo congreso, organizado en 1972 en Charleville-Mézières, se produjo una descentralización de las actividades que, desde ese momento, debían apoyarse en las ideas e iniciativas de los centros nacionales, parte esencial en la política general de diversificación. Desde entonces, los congresos debían celebrarse cada cuatro años y el Comité ejecutivo debía estar compuesto por dieciocho miembros. Henryk Jurkowski sucedió a Jan Malík como secretariado general y la sede general de la UNIMA se trasladó a Varsovia. Con el objetivo de mejorar la comunicación, se lanzó UNIMA-informations, publicación anual en francés y en inglés, y se imprimió la versión íntegra de los nuevos estatutos con la ayuda de Michael Meschke. El primer presidente de la comisión de investigación, Henryk Jurkovski, elaboró y publicó con la ayuda del investigador y pedagogo polaco Marek Waszkiel, el anuario internacional de investigadores en el arte de la marioneta. También se creó una comisión de publicaciones bajo la presidencia de Deszö Szilágyi, que fue el primero en proponer la idea de una Enciclopedia mundial del arte del títere. A partir del duodécimo congreso, en 1976 en Moscú, la diversificación continuó. Con las transformaciones del teatro de títeres, con un número creciente de artistas, la ampliación de los repertorios y la aparición de nuevas tendencias estéticas, se confiaron las cuestiones de formación y enseñanza a una comisión (presidida por Margareta Niculescu de 1976 a 2000) que trabajó en estrecha colaboración con el Instituto internacional de la marioneta, fundado en 1980 en Charleville-Mézières (véase también Formación). De la misma forma, se fundó una comisión del tercer mundo (bajo la dirección de Michael Meschke). Con el decimotercer congreso, celebrado en Washington en 1980, la UNIMA salió de Europa por primera vez. Esta reunión, organizada por la UNIMA-USA y presidida por Jim Henson, estuvo marcada por la participación de cerca de mil quinientos titiriteros procedentes de cuarenta y ocho países – con gran presencia de América latina. El festival que se organizó para esta ocasión permitió descubrir universos artísticos desconocidos hasta el momento. Treinta y cuatro compañías de veinte países de Europa, Asia, América del Norte y del Sur, África y Australia, presentaron allí sus creaciones y se organizaron numerosas exposiciones, así como talleres de formación y conferencias. Sergei Obraztsov fue reelegido presidente y Jacques Félix pasó a ser secretario general (hasta el año 2000). Finalmente, la sede de la organización se trasladó a Charleville-Mézières. La UNIMA renovó las relaciones con la UNESCO, obtuvo así el estatus de ONG (organización no gubernamental) y se unió a los principios de solidaridad internacional y diversidad cultural.

Desarrollo desde la década de 1980 hasta la actualidad

Entre el decimocuarto congreso (Dresde) en 1984 y el decimoctavo en Magdeburgo, Alemania, en 2000, donde se nombró presidenta a Margareta Niculescu y secretario general a Miguel Arreche se hicieron diversas reformas: el Consejo (compuesto por los delegados de centros nacionales y diez consejeros suplementarios) pasó a ser el único órgano que podía ejercer el derecho a voto; se estableció un contacto cada vez más constante con los centros nacionales; la comunicación se diversificó con la publicación de El Correo de la UNIMA (cuatro números por año en francés, inglés y español) y de E pur si muove (2002), primera revista anual, en francés, inglés y español; el Día internacional del títere se fijó el 21 de marzo; se crearon nuevas comisiones temáticas y regionales. Finalmente, la UNESCO encargó a la UNIMA la valoración de documentos relativos a la clasificación de obras maestras del Patrimonio oral e inmaterial de la humanidad en relación con el títere. Así fueron declarados los pupi siciliani (Italia, 2001), el wayang (Indonesia, 2003) el ningyô joruri-bunraku (Japón, 2003), y en 2005, tanto el teatro de sombras khmer sbek thom como los gigantes y dragones procesionales de Bélgica y Francia.
En el decimonoveno congreso, celebrado en Opatia-Rijeka (Croacia) en 2004, se nombró a Massimo Schuster presidente y se reeligió a Miguel Arreche en el puesto de secretario general. En el transcurso de estas dos últimas legislaturas, se le ha dado prioridad al proyecto de la Enciclopedia. En el vigésimo congreso celebrado en Perth, Australia, en abril de 2008 la Asamblea eligió por primera vez en la historia de la UNIMA a dos miembros no europeos para asumir el destino de la organización: Dadi Pudumjee (India), presidente y Jacques Trudeau (Canadá), secretario general, quienes prosiguieron con el trabajo de la Enciclopedia hasta su publicación en septiembre de 2009; la Encylopédie mondiale des arts de la marionnette (Enciclopedia Mundial del Arte de la Marioneta) fue publicada en su edición francesa por l’Entretemps. En septiembre de 2009, el Comité ejecutivo aprobó la propuesta presentada por el secretario general a fin de asignar una dotación a cada comisión de trabajo. Esta nueva política ha dado sus frutos. En los tres años siguientes, se crearon nuevas subvenciones y se actualizaron los directorios, incluyendo los directorios de festivales, de investigación académica y las escuelas de títeres de la UNIMA.
En junio de 2010 se celebró el Congreso de la UNIMA en Dordrecht (Países Bajos). A comienzos de 2010, los principales proyectos de la UNIMA incluían la edición inglesa y española de la Enciclopedia así como las publicaciones impresas y en línea. En 2012 se creó la nueva web de la UNIMA para proporcionar a la organización un sitio dinámico y constantemente actualizado.
El vigésimo primer congreso se celebró en Chengdu, China, entre mayo y junio de 2012, organizado por UNIMA-China. Dadi Pudumjee y Jacques Trudeau fueron reelegidos presidente y secretario general, respectivamente.
En 2012, la organización estaba presente en 80 países, con representantes en otros cinco, y cuenta con once comisiones temáticas: Formación y Enseñanza; Desarrollo y terapia; Estatutos; Intercambios culturales; Cooperación internacional; Investigación; Comisión de la mujer; Publicaciones y comunicación; Festivales internacionales; Conservación del patrimonio y Desarrollo estratégico; y cinco comisiones regionales: África, América del Norte, América latina, Europa y Asia-Pacífico.